ESTRÉS, ANSIEDAD, INSOMNIO Y DEPRESIÓN: LOS MONSTRUOS DE LA PANDEMIA, TERROR PARA EL SISTEMA LABORAL.

La población ha sido sumergida, obligatoriamente, a un confinamiento que generó diversos cambios en la forma de vivir pues modificó las rutinas permanentemente.