El tiempo como valor económico, tangible en la vida laboralmente productiva.

Es entendible que detrás de la actual situación de confinamiento las cosas se vieron alteradas pero no afectadas, pues el que supo llevar la situación progresó en tanto se ha podido y el que no sabía llevar la situación aprendió a hacerlo.