SÍNDROME DE BURNOUT: ¿QUÉ ES?, ¿CÓMO IDENTIFICARLO?, Y ¿LO PADECE?

Durante los meses de agosto a noviembre, el equipo de UHM se ha dado a la tarea de indagar y profundizar en estos problemas mentales, físicos y emocionales que se generan dentro de un espacio laboral mal estructurado. Y se han recopilado datos alarmantes por lo que se creyó preciso abordar el tema de la mejor forma posible.

El trabajo en el individuo

Precisamente, es pertinente mencionar algo que todos han dado por hecho a lo largo de los años, sin embargo los resultados obtenidos han reflejado que realmente no se ha podido comprender correctamente el concepto de lo que el trabajo debe representar en el individuo.

Esto es debido a las constantes tergiversaciones de la comunidad en donde han permitido que una situación o ser, ajeno, influya en las decisiones individuales de cada colaborador pues se ha infundido miedo, amenazas e incertidumbre que han hecho que el trabajador permita tratos inaceptables.

El trabajo debe representar, en cada ser, un placer o satisfacción por la producción de beneficios importantes para la salud a través de una remuneración económica; es decir seguridad. Es correcto, el fin último o el deseo más fuerte de todo individuo es: obtener seguridad.

Esta seguridad se logra a través de constantes esfuerzos que retribuyan tanto económica como emocionalmente; dichos esfuerzos, que bien podrían ser llamados “trabajo”, se enfocan en hacer lo suficiente para satisfacer las necesidades del individuo.

Explicando, se trabaja para tener dinero, sin embargo ese capital se utiliza para poder pagar una vivienda (techo), vestimenta, suministros alimenticios (comida) y otras necesidades como agua potable, luz, gas, combustible, transporte, entre muchas otras.

Las necesidades que se cubren son de supervivencia e independencia, es decir que sin un ingreso, o un esfuerzo a cambio de cierta remuneración, no se pueden cubrir y por lo tanto no se puede sobrevivir.

Esto es lo que cualquier individuo ha entendido hasta el momento, no obstante, han sido pocos o mínimos los que se han detenido a pensar en que dicha retribución debe ser también emocional y que debe brindar satisfacción, felicidad y tranquilidad. Es por eso que existen grandes incidencias de problemas psicológicos, médicos y psicosomáticos relacionados al estrés laboral.

Se recomienda leer: LOS PROBLEMAS PSICOLÓGICOS Y EL TRABAJO

Lo de Burnout

Traducido del inglés como “estar quemado”, este síndrome es declarado patología psiquiátrica debido a que está conformada por un conjunto de síntomas médico-biológicos y psicosociales que se desarrollan en la actividad laboral como resultado de una demanda excesiva de energía.

Es decir que son resultado de una constante y agotadora explotación de las capacidades productivas de un individuo, al grado de expresar y desarrollar sintomatología que afecta directamente el desarrollo personal y profesional del que lo padece.

Se caracteriza por presentar sentimientos de autoeficacia reducida, es decir que se pensará que no se es lo que se era antes, no se hace lo que se hacía antes o que se obtienen menos resultados que anteriormente, desánimo, despersonalización y fatiga.

Esto puede sucederle a cualquiera que exceda sus límites de productividad ya sea de manera individual, es decir que se haga por decisión propia, como la adicción al trabajo, o bien, debido a una explotación laboral externa como lo sucedido por exigencia de un superior, la sobrecarga de pendientes o tareas, el crecimiento de las colas en servidores (atención a clientes), prolongación del tiempo de jornada, etcétera.

Dichas demandas se traducen en sensaciones corporales, sentimientos y pensamientos que pueden generar repercusiones negativas en el ámbito social, familiar, laboral e individual. Los trabajadores más propensos a desarrollar dicha patología son los pertenecientes a organizaciones como: escolares, universitarias, hospitales, turísticas, centros de salud, protección civil, policiacas, militares, industriales, construcción.

Es pertinente mencionar, que este síndrome es contagioso y puede ocasionar severas consecuencias para los colaboradores, familiares o individuos que interactúen con el que lo padece; además de generar repercusiones laborales que se reflejarán en pérdidas para la empresa, por ejemplo: fuga de capital, pérdida de clientes, rotación de personal, entre otras.

Algo me pasa pero no sé que es…

La mayoría de las personas que lo padecen se sienten insatisfechas y no lo ven como una enfermedad que afecta su desempeño, de hecho no saben cómo interpretar ese malestar. Afloran síntomas de carácter psicosomático como mayor cansancio, dificultades respiratorias, problemas gastrointestinales, etc. Se vuelven rígidos, tercos e inflexibles.

Causas del síndrome

Esta patología es causada por las siguientes cosas; se recomienda poner atención dentro de la organización de la compañía para detectar si se cometen estas acciones o si se recae en los errores que se enlistan a continuación:

  • Demasiadas reglas.
  • Falta de autoridad.
  • Responsabilidad autónoma.
  • Grupos de trabajo demasiado grandes o carentes de cohesión.
  • Exceso de clientes, si las colas superan lo normal de acuerdo a los estudios y análisis de la Teoría de colas dentro de la organización, los colaboradores lo reflejarán sintiéndose abrumados.
  • Pocos estímulos.
  • Demasiadas actividades rutinarias.

Síntomas

Pueden ser los siguientes:

  • Distanciamiento afectivo.
  • Irritabilidad.
  • Atención selectiva.
  • Ironía.

Se producen diferentes mecanismos de defensa como:

  • Racionalización.
  • Desplazamiento de afectos.
  • Negación de la realidad.
  • Absentismo laboral.
  • Consumo de medicamentos o drogas.
  • Aumento de conductas violentas.

Se sufre:

  • Fatiga crónica.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas del sueño.
  • Hipertensión.
  • Diversas enfermedades psicosomáticas.

Enfermedades psicosomáticas

  • Algias. Como dolor precordial, pinchazos en el pecho, dolores cervicales y de espalda, dolor de estómago y jaqueca.
  • Neurovegetativas. Como taquicardias, palpitaciones, hipertensión y temblor de manos.
  • Fenómenos psicosomáticos tipificados. Como crisis asmáticas, alergias, úlcera gastroduodenal, diarrea.
  • Otras manifestaciones: Catarros frecuentes, mayor frecuencia de infecciones, fatiga, alteraciones menstruales e insomnio.

Fases del Burnout

  • Entusiasmo: caracterizado por varias aspiraciones, energía desbordante y carencia de noción del peligro.
  • Estancamiento: que surge tras no cumplirse las expectativas originales, empezando a aparecer la frustración.
  • Frustración: en la que comienzan a surgir problemas emocionales, físicos y conductuales. Esta fase seria el nucleó del síndrome.
  • Apatía: que sufre el individuo y que constituye el mecanismo de defensa ante la frustración.

¿Qué hacer si se tiene este síndrome?

Para atender a los demás debe estar en condiciones y para ello debe cuidar de sí mismo, conocer su cuerpo y entender sus señales.

  • Procure realizar un ritmo de trabajo que no sea excesivo, respetando las pausas de comida, descansos, etc.
  • Cuando se sienta tenso, hacer una pausa y procurar hacer una pequeña relajación para luego continuar.
  • Diciendo “no” cuando se le encomienden más tareas de las que puede realizar.
  • Procurar favorecer el trabajo en equipo y reforzar los aspectos positivos.
  • Establecer fronteras entre su trabajo y su vida privada, cuidar su ambiente familiar, hacer gimnasia, masajes, relajación.
  • Apoyarse en la red social: familia, amigos, compañeros…
  • Acuda a un profesional de la psicología para que le brinde ayuda.

Ahora que se pueden identificar los síntomas y es posible detectar la patología, es obligación de la compañía otorgar la ayuda necesaria para que los colaboradores puedan superar o disminuir sus altos niveles de agotamiento.

Es recomendable, contratar a un profesional de la salud mental, o bien, subcontratar a un proveedor de estos servicios para que pueda atender a los integrantes de la organización de formas más accesibles tanto económica como presencial. UHM recuerda que este servicio o especialista de la salud mental significará una inversión más, un salario más y un ajuste presupuestal, sin embargo será benéfico a mediano plazo pues todos los problemas de la compañía disminuirán drásticamente en un gran porcentaje y los resultados repuntarán favorablemente.

Te recordamos que, si requieres de algún servicio, eres empresario, emprendedor, colaborador o independiente y llegas a reconocer estos síntomas… acudas al directorio de profesionales de la salud mental que tenemos para ti.

CONTACTOS

Mtra. Jeannette Guerra:

Whatsapp: +52 222 441 4119

Mtra. Cristina Guadalupe González:

Whatsapp: +52 222 550 7364

Tanatóloga Rosa María Segura:

Whatsapp: +52 833 462 6726

Mtra. Ireri Valenzuela:

Whatsapp: +52 222 681 0582

Mtra. Elizabeth Eng:

Whatsapp: +52 222 265 0752

Mtra. Alma Berrones:

Whatsapp: +52 833 231 5863

APLICACIONES

Feelink

Terapial

UHM 29/9/20 Mtra. Jeannette Guerra 
“Despegando ideales, ayudando a volar sin alas.”

Llamada a la acción.

¿Te interesa algo más o tienes algo que aportar? Cuéntanos aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Un comentario sobre "SÍNDROME DE BURNOUT: ¿QUÉ ES?, ¿CÓMO IDENTIFICARLO?, Y ¿LO PADECE?"

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s